22 de septiembre de 2007

¿?

Dicen que hay quienes no pueden aflojar sus propias cadenas, pero que sin embargo pueden liberar a sus amigos. ¿Por qué será que uno se ocupa más de los demás que de lo que le pasa a uno mismo? Se trata tan solo de abrir los ojos y empezar a ver... si al fin y al cabo todo se trata de vivir y del amor, de poder actuar, pensar y expresarnos con libertad, de empezar a liberarnos nosotros mismos de esas ataduras impuestas que tal vez nada tengan que ver con nuestra felicidad. Porque en definitiva esto es lo que busca el ser humano, ¿no? Y pensar que esta dicotomía entre ver y no ver, entre la verdad y la oscuridad se remonta a siglos y siglos atrás... y pareciera aún no tener respuesta...

3 comentarios:

Kufa dijo...

Bienvenida Tita a Oliverio...jugosa entrada la tuya para empezar...ya no sos S.A. ya tenes identidad en Oliverio y me alegro que hayas tomado la desición de expresar...espero que sigas alimentado a Oliverio con entradas tan interesantes...
Siempre es mas fácil lo ajeno que lo propio, pero està bueno...los roles se invierten y siempre hay alguien que tambien nos da una mano desde afuera.

Tincho dijo...

gacias por querer publicar..

Tita dijo...

Gracias a ustedes por dejarme compartir este espacio de libertad...