12 de febrero de 2008

3:12

Escribo por escribir. Está bueno. Enfrente de la computadora (televisión prendida, sin que le preste atención) surgen ideas locas (locas ideas, para otros).
Estoy haciendo modelos 3D en un editor de Google. Lo último que hice fueron los muebles de la casa (no todos, sólo 3, aunque planeo hacer todos). Voy bien. Autodidacta innato, me podría considerar.
Pausa.
Tengo hambre.
Pausa.
Hoy me emocioné (en un grado menor que en otros momentos de mi vida) cuando miraba TyCSports. El rally Dakar se va a correr en Argentina y Chile. Salen de Buenos Aires, van hasta el desierto de Atacama, y luego vuelven esta loca ciudad. Del 3 al 18 de enero será la carrera. Está bueno.
Pausa.
Voy a buscar comida.
Pausa.
Capuccino (lo quería de leche pero no había, por lo que sentí un enojo que duró 3 segundos), queso finlandia y tostadas. De paso agarré el diario para leer unas noticias y opinar.
Pausa.
Que loco. Hay un país del sudeste asiático que se llama Timor Oriental. Es la mitad de una isla. Resulta que al presidente de ese país lo balearon. Estoy leyendo la noticia y se ve que ya hay quilombo desde antes. El tipo este es Premio Nobel de la Paz. Le dieron el Nobel en 1996 por "su lucha no violenta contra la ocupación de Indonesia", que los venían acosando desde hacía rato. Indonesia tiene, curiosamente, la otra mitad de la isla; en realidad es un rejunte de mitades de islas (raro). La cuestión es que los timorenses se pudieron independizar en 2002; tuvieron un gran quilombo en 2006, producido por 600 militares rebeldes, en el que murieron 37 personas; fueron: el para mí todavía insólito ejército pacificador (mmm... no había a quién vender las armas y creamos un ejército, y ya que estamos lo usamos para hacer y deshacer lo que nos gusta y lo que no; http://www.cinu.org.mx/temas/paz_seguridad/pk.htm) y varias fuerzas de varios países e impusieron la paz por medio de las armas; en 2007 hubo elecciones y ganó este tipo que se llama José Ramos Horta. Y buen. Viste como es.
Receta de hoy: Cómo tener más posibilidades de negociar en el sur de Asia.
Esta es una famosa receta utilizada a mediados del S. XIX por los ingleses y los franceses en Sudamérica, cuando se les complicó negociar con Buenos Aires.
Cuando nos cuesta negociar con Indonesia, aprovechamos alguna ocupación que tengan y nos apiadamos de los pobres timorenses después de dos décadas de no haberles prestado antención. Les creamos un nuevo estado "democrático" (eso es muy importante, ya que se creará una sensación de libertad), los ayudamos cada vez que tengan un problema y tenemos una nueva puerta económica al sur de Asia. Repetir el proceso si se necesita hacerlo en Medio Oriente o África. También se puede utilizar para explotar gratuitamente los recursos de ese territorio. En un futuro no muy cercano esta receta se volverá a utilizar en Sudamérica y en todos los países de América Latina.
©Todos los derechos reservados. Receta extraída del libro "Cómo dominar el mundo" por Jorge Wilfredo Fushi.
Bueno. La idea era esa. Lograr sacar un par de ideas. Y funcionó.
TINCHO

4 comentarios:

Tincho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tincho dijo...

quien es el que está online en este momento?? te parece que son horas para andar despierto?? ehhhh?!!!

Tita dijo...

Q lindo escribir por escribir, darle paso a las lokas ideas, y q salga lo q salga.
A veces no nos (no me) damos tiempo para registrarnos y sólo hacer lo q tenemos ganas.
Che Tincho, vos q estás informado, y yo q últimamente vivo en una burbuja... q le pasa al intendente de Pinamar q no para de salir en la tele?

Tincho dijo...

uy.. que lindo tema para hablar.. como me gusta la politica.. voy a escribir algo sobre eso.. gracis!